Lo último

Caen las acciones argentinas y sube el riesgo país por arrastre negativo de los mercados globales

Los ADR de empresas argentinas sufren por el clima bajista de los mercados internacionales.

Los mercados financieros internacionales muestran números rojos este martes y en ese contexto negativo, las acciones y bonos argentinos vuelven a negociarse con tendencia negativa y cerca de sus precios más bajos de 2018.

Los principales índices de Wall Street cede más de 1%, para ampliar las pérdidas a 6,8% en el último mes. El índice Dow Jones de Industriales resta en la rueda 1,6%, a 24.914 puntos y se aleja de los 26.743 puntos del récord de cierre del pasado 21 de septiembre.

Los ADR de empresas argentinas que cotizan en Wall Street exhiben mayoría de pérdidas. Los bancos pierden hasta 3,3% en dólares, como ocurre con los papeles de Grupo Galicia.

Fuente: Rava Online (actualizado 12 horas)
Fuente: Rava Online (actualizado 12 horas)

"En el eje internacional, el horizonte nos presenta varios interrogantes, que garantizará volatilidad a la que habrá que acostumbrarse", manifestó Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal Inversiones.

"El comienzo de la semana actual es solo un reflejo de lo mismo. El mayor interrogante se conoce, y básicamente seguirá siendo, si estamos ¿frente a un fin de ciclo -que se sabe igual ya está más que maduro- o una turbulencia pasajera? Por el momento, parece es muy temprano por inclinarse frente a cualquiera de las dos alternativas, pero esto no implica que cada vez con mayor probabilidad -y de forma más seguida- esto meta ruido en las cotizaciones", apuntó Corujo.

En las plazas bursátiles empiezan a cristalizarse las certezas sobre una desaceleración del crecimiento internacional, que incluyen una menor expansión norteamericana por la puesta en marcha de la reforma impositiva, un encarecimiento del crédito por la suba de tasas, y un crecimiento inferior a lo previsto en China, al recrudecer las tensiones comerciales con los EEUU.

"En el caso de las acciones, la recesión – cuya duración aún es incierta en vista a la dura política monetaria y fiscal – actúa como un limitante para reactivar un mayor apetito, a pesar de las más competitivas valuaciones actuales, por lo cual los operadores siguen inclinados por la prudencia hacia este 'asset-class' y de ahí que se siga privilegiando el 'wait and see'", sintetizó Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

"Los rendimientos de Treasuries de EEUU registraban notables bajas, ya que aumentó la demanda de activos de cobertura ante el aumento de la volatilidad global. El retorno a 10 años se ubicaba en 3,15%", subrayaron desde Research for Traders.

Dicha mayor demanda de bonos de los EEUU por cobertura eleva los precios de estos títulos y reduce el apetito inversor por los bonos soberanos de países emergentes, como la Argentina.

Como los rendimientos de los títulos públicos evolucionan en sentido contrario a los precios, los bonos argentinos caen en el mercado secundario y suben las tasas, con rendimientos superiores al 10% anual en dólares.

En ese aspecto, el riesgo país de la banca JP Morgan, que mide la brecha de tasas de interés de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes, sube 22 enteros para la Argentina (+3,3%), a 687 puntos básicos.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar